torricelli freno

Autoliv es una empresa mitad sueca, mitad estadounidense con sede en Estocolmo que investiga y comercializa sistemas de seguridad para coches para los fabricantes más importantes del mundo. La compañía ha sorprendido ahora con un peculiar sistema de frenado de emergencia. A este sistema le han llamado freno Torricelli, por el célebre físico italiano del siglo XVII, y se ha ideado para poder combinarlo con los dispositivos de frenado de emergencia que ya emplean los vehículos modernos, que pueden frenar de forma autónoma si identifican un obstáculo.

Desde Autoliv aseguran que el prototipo mejora la frenada en seco y, ojo, en mojado, tal y como vamos a ver a continuación. Lo que no explican es cómo esta barbaridad frenante deja a uno el cuerpo, mediante una desaceleración tal que el cogote se nos puede quedar a la altura de la nariz, más o menos. Quizá por eso el sistema sólo se ha probado hasta una velocidad de 70 km/h.

Advertisements