gasolina magna

Los automóviles que incorporan motor de combustión interna, requieren de oxígeno, calor y combustible, con la finalidad de poder generar la combustión (quema de gases). Al efectuarse tal proceso, el motor convierte la energía química en energía mecánica, también conocida como movimiento.

Este apartado pretende servir como referencia para la selección del combustible a elegir, aportando información sobre los comburentes, así como las recomendaciones brindadas por los fabricantes de automóviles.

Dentro del sector automotriz existen diferentes elementos químicos, derivados del petróleo, utilizados como medio de combustible. Cabe mencionar que cada uno de ellos posee diferente características que dan como resultado la calidad del comburente y en consecuencia, el desempeño y la contaminación que genera el motor del vehículo.

En la industria automotriz, los combustibles más utilizados son: el gas licuado de petróleo (LP), Diésel y Gasolina, siendo este último el más comercializado en vehículos turismo.

En México, disponemos de dos tipos de gasolinas: la de bajo octanaje conocida como MAGNA y la de alto octanaje que ostenta la marca PREMIUM, las cuales se diferencian por las siguientes características:

CARACTERÍSTICAS

OBJETIVO

Volatilidad

Reducción de las pérdidas por evaporación

Período de Inducción (Descomposición )

Evitar el envejecimiento y la degradación

Tendencia a la Formación de Oxidación

Evitar la corrosión excesiva de tuberías, depósitos, bombas, etc.

Octanaje

Asegurar el eficiente desempeño energético del motor.

Contenido de azufre

Evitar el deterioro del convertidor catalítico.

Contenido de aromáticos

Reducción de emisiones de hidrocarburos.

Contenido de benceno

Disminuye las emisiones tóxicas a la salud.

Contenido de olefinas

Reducción de emisiones de compuestos fotorreactivos.

Contenido de plomo

Disminución de emisiones de compuestos orgánicos volátiles.

Advertisements