camion
El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó con modificaciones el dictamen de la minuta que modifica la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal para establecer la obligación de verificar las condiciones físicas, mecánicas y los niveles de emisión de gases contaminantes, de vehículos de autotransporte nuevos y usados, previo a su autorización para circular por las carreteras del país.

Con 350 votos a favor, 34 en contra y siete abstenciones, se reforman los artículos 35, 74 Bis y 74 Ter, primer párrafo del mencionado ordenamiento. Se regresó al Senado de la República para los efectos de la Fracción E del artículo 72 constitucional.

La enmienda especifica que los vehículos nuevos no estarán obligados a dicha verificación durante los primeros dos años a partir de la fecha de su venta. Al tercer año, deberán obtener dicha calificación que tendrá vigencia de dos años adicionales, siempre y cuando se cumpla en tiempo y forma con las normas oficiales correspondientes.

Se obliga a los automóviles usados a verificar anualmente a partir del quinto año de su venta de primera mano, sus emisiones contaminantes y obtener la constancia de aprobación de manera previa al otorgamiento de los permisos de circulación.

También faculta a las autoridades correspondientes a aplicar multas que van de 40 hasta 500 salarios mínimos a dueños de vehículos que no porten las constancias de aprobación vigentes de las condiciones físicas y mecánicas; no cuenten con un contrato de un seguro que garantice daños o por faltas a la ley en comento.

Las empresas armadoras o distribuidoras de vehículos y las que cuenten con los elementos técnicos conforme a la norma oficial mexicana respectiva, podrán realizar la verificación de las condiciones físicas y mecánicas, y de emisiones contaminantes de los vehículos, agrega la enmienda.

Al fundamentar el dictamen, el diputado Juan Carlos Muñoz Márquez (PAN) sostuvo que la necesidad de actualizar esta ley atiende a contar con carreteras más seguras, donde circulen autos seguros y que respeten la normatividad vigente.

En síntesis, que el autotransporte federal de carga, pasaje, turismo, sus servicios auxiliares y transporte privado cuente con todas las especificaciones mecánicas correspondientes, ya que “es imperante que en México empecemos a respetar a nuestra ecología, a nuestros ciudadanos y a cada uno de los ecosistemas que en este país tenemos”.

Del Revolucionario Institucional, el diputado Salvador Romero Valencia coincidió en que el espíritu de la enmienda es que los vehículos que circulen por carreteras de jurisdicción federal, cumplan con la normatividad físico mecánica y de emisiones de gases contaminantes con el propósito fundamental de evitar accidentes, y mitigar la contaminación que genera la industria automotriz.

“Estamos absolutamente en favor de esta minuta porque sabemos perfectamente que fortalecemos a uno de los sectores más importantes de la economía nacional como es el sector automotriz, generador extraordinario de empleos, prosperidad y desarrollo para el país”, subrayó.

El diputado de Acción Nacional, Humberto Armando Prieto Herrera, afirmó que el problema de la contaminación en la zona metropolitana del Valle de México, y de otras ciudades, como Monterrey, Toluca, Chihuahua, Mexicali, registran altos niveles de contaminación atmosférica provocada por los vehículos automotores y sus efectos nocivos repercuten en la salud de los ciudadanos.

Por tanto, las políticas y la normatividad de los tres órdenes de gobierno deben estar encaminadas a cuidar el medio ambiente y la salud de las personas, “consideramos viable que se establezca la normatividad necesaria que atienda la reducción de las emisiones de contaminantes que genera el autotransporte federal y privado”.

Del PRD, el diputado Pedro González Hinojosa consideró que este planteamiento incidirá en la baja en la antigüedad promedio del parque vehicular, que en México ronda aproximadamente en 14.5 años, mientras en Estados Unidos y Canadá es de 5.7 y 6.2 años, respectivamente, y en países emergentes armadores de vehículos es de 10 años.

Del Verde ecologista, la diputada María del Rosario de Fátima Pariente Gavito comentó que si bien, hoy en día se poseen legislaciones ambientales que permiten prevenir y reducir al mínimo los efectos contra el medio ambiente, falta armonizar las diferentes legislaciones para que se establezcan parámetros y mecanismos a seguir, en pro de un adecuado equilibrio ecológico.

“El dictamen que hoy se somete a consideración de esta asamblea es un claro ejemplo de dicha armonización, pues se busca regular las emisiones contaminantes de los vehículos automotores para mantenerlas en los mínimos normalizados, así como garantizar que las condiciones físicas y mecánicas de un vehículo sean adecuadas para propiciar las seguridades de operación”, subrayó.

La diputada Martha Beatriz Córdova Bernal (Movimiento Ciudadano) consideró que no sólo se tiene que obligar al ciudadano a mantener su vehículo en buenas condiciones, sino que el gobierno y sus concesionarios deben hacer lo conducente para mantener y conservar el entorno ecológico.

De igual forma, dijo, es conveniente obligar a que todo proyecto contenga sistemas de captación de agua, para que ésta sea ocupada en el mantenimiento de áreas verdes. “Debemos cuidar que no contaminen los autobuses, los taxis y todo medio de transporte, ya que por prebendas de los gobiernos, son realmente quienes nos contaminan”, enfatizó.

El diputado por el PT, Héctor Hugo Roblero Gordillo, destacó que en la iniciativa “no se hace mención a que se invade la soberanía de las entidades en su aspecto financiero, en la recaudación de los impuestos y derechos sobre los que tiene derecho a legislar”.

Expuso que en el 2015 la producción automotriz en México fue de 299,809 vehículos y en el 2014 fue de 277,314, es decir, una variación positiva de 22,495 automotores equivalente a un incremento del 8.1 por ciento. El sector automotriz desde hace algún tiempo es el que ha impulsado la economía, “lejos de registrar caídas en su desempeño, como se asevera en el dictamen”.

En contra del dictamen, el diputado Francisco Alfonso Durazo Montaño (Morena) subrayó que en los últimos 30 años el número de vehículos usados de importación pasó de 116,000 a 564,000. En lo general, precisó, son vehículos de viejo modelo y están en posesión de familias de bajos ingresos.

“De entrar en operación esta iniciativa, lo que va a suceder es que los poseedores de viejos vehículos no van a tener posibilidad de aprobar la verificación. No hay incentivo para que aquellos propietarios de vehículos de mayor antigüedad, puedan cambiarlos por algunos que reúnan mejores condiciones”, agregó

Advertisements